jueves, 30 de enero de 2014

LONDRES, PATRIA QUERIDA

El miércoles de la semana pasada os avisé de que me ausentaría hasta el lunes porque iba a pasar unos días en Asturias. O al menos era lo que yo pensaba.

Y eso que ya en el taxi sospeché que algo raro estaba pasando, porque era imposible que por esa carretera acabásemos en la estación de Atocha (de donde en teoría saldría el tren hacia Asturias), pero confié en mis amigas, en el taxista y me quedé dormida (salimos a las cinco y cuarto de la mañana), con la mosca detrás de la oreja, eso sí.



Sin embargo, cuando el coche se paró y al salir vi que estábamos en el aeropuerto no pude callarme más y les pregunté a mis amigas qué hacíamos allí, y por qué coño me estaban grabando. Al oír la respuesta supe lo que se debe sentir cuando te toca la lotería.
Resulta que mis amigas, compinchadas con mi madre, me habían engañado respecto al destino del viaje. En vez de Asturias íbamos a pasar cuatro días en Londres.
Los que me vieron atravesar el aeropuerto llorando como una magdalena debieron pensar que estaba desolada por dejar España, pero era todo lo contrario. 



Espero que nadie de Asturias se lo tome a mal, realmente de todos los sitios de España era donde más me apetecía ir, pero es que Inglaterra ha sido siempre el primer país al que quería viajar e iba a hacerlo surcando el cielo por primera vez.




Como el hotel estaba muy cerca del centro pudimos ir andando a muchos sitios, como el Big Ben, la Abadía de Westminster, el Parlamento, el Ojo de Londres (todo esto está muy juntito), pero además vimos el cambio de guardia, Harrods, Portobello, el Puente de Londres, la catedral de San Pablo y muchos museos, como la galería nacional, el Museo de Victoria y Alberto, el Museo de Sherlock Holmes y el Museo Británico. Y a parte del metro y el tren también subimos a un autobús de dos pisos, pero de los antiguos, que al parecer ya quedan sólo 3 o 4.

COSAS CURIOSAS DE LONDRES

- No hay gorriones. Hay gaviotas, cuervos, palomas y un bicho que se mueve como un cuervo, vuela como un cuervo y parece un cuervo, pero colegas, no es un cuervo. Yo les bauticé "cuervos de incógnito".

- A las libras las llaman "pounds" y jamás veréis un cero a la izquierda en un precio. Aquí si algo vale 50 céntimos ponemos 0,50 €, pero allí se lo montan distinto. Si algo cuesta 50 peniques ponen 50 p y si vale 50 libras 50.00 p.

- Hay españoles vayas donde vayas. En el hotel teníamos derecho a desayuno y de las 4 mesas 3 estaban siempre ocupadas por españoles. Cerca de cualquier monumento siempre escuchabas españoles, en el metro y en los museos (en el Museo Británico había más españoles que ingleses, y eso que estaba lleno). 
Además, en dos McDonalds distintos nos atendieron españoles, la taquillera del Ojo de Londres que nos cobró también era española, en Portobello hay un restaurante de comida española llevado por gallegos donde nos comimos unos bocatas de tortilla y de calamares y justo al lado hay otro bar español (que tiene cojones, te vas a Londres a montar un restaurante de comida española y viene un hijoputa y te monta otro justo al lado).

- Los ingleses e inglesas son muy altos. La estatura media es mayor que la de aquí, eso ya se sabe, pero es habitual encontrarse con peña de dos metros. Además, las mayoría tiene los ojos verdes o azules, aunque no sean rubios.

- No hay papeleras por la calle. Puedes tardar 15 minutos en encontrar una papelera sin parar de andar, y contenedores de basura ni de coña, no sé dónde la tirarán.

- Olvidaros de los pasos de cebra. Esto fue lo que más me jodió de allí. Si no hay un semáforo tienes que cruzar a la aventura y aún los semáforos también tiene truco. Resulta que el hombrecillo verde que se ilumina para dar paso a los peatones dura una mierda y nadie le espera. En cuanto ven que ya no vienen coches cruzan y si te quedas esperando a que se ponga en verde se mosquean por bloquearles el paso y te miran como si fueras gilipollas por no cruzar.

- En las tiendas de souvenirs, los únicos equipos extranjeros de los que tienen camisetas y merchandising son el Real Madrid y el Barcelona, sobre todo del Barcelona. Fuera de ahí ni Milan, ni Bayern, ni nada.

- Allí Frigo se llama Wall's.

- Hay cámaras grabando por todas partes, en la calle, en el metro, en todos sitios, y en los autobuses hay un cartel pidiendo a la gente que si ven o escuchan alguna conversación sospechosa avisen al conductor o a la policía.
Están muy pendientes de la seguridad, cuando íbamos a subir en el Ojo de Londres nos hicieron abrir los bolsos, nos pasaron un detector de metales y uno de los seguratas nos preguntó, chapurreando español, si llevábamos algún cuchillo. Sin duda vieron que Yoli tiene cara de delincuente.

Y ya está, ya he puesto lo más curioso que recuerdo. Si alguien quiere hacerme alguna preguntilla como experta en Londres que soy tras pasar allí 4 días que la deje en los comentarios.

Y aunque dudo que ninguna vea esto, muchas gracias por esta sorpresa-regalo-viaje, ha sido inolvidable.

36 comentarios:

  1. Ha sido como te lo esperabas? Ha debido de ser una sorpresa muy grata, quiérelas mucho que se lo han ganado. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido mejor de lo que esperaba, porque casi no nos ha llovido y he podido ir allí con mis amigas, que era algo que no me imaginaba.

      Besos

      Eliminar
  2. Ché, que bé !

    Y estarán muy pendientes de la seguridad pero no lo hacen muy bien: la prueba de ello es que has conseguido pasar 4 días allí sin ser detectada por Scotland Yard...

    A mí lo que me dejó con el culo torcido fue que los museos (salvo exposiciones especiales o la Tate Gallery) eran gratis.

    Mi pregunta es: ¿ sigue trabajando tu "adorado" Ben Stiller en el British Museum o le han hecho ya un E.R.E. ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más flipante que el hecho de que sean gratis es ver que las hurnas donde piden una donación tienen varios billetes además de mogollón de monedas.

      Cada noche escuchábamos pasar coches de la poli por la calle del hotel, se ve que nos andaban buscando y no dieron con nosotras.

      Ese museo es que estaba lleno, aunque hubiera estado Gasol no le habríamos visto.

      Eliminar
  3. ¡Vaya sorpresa! Qué maravilla, no? Te felicito por tener esas amigas, y esa madre, tan majas. Me encantaría que alguien me preparara algo así!!

    Yo también soy una experta en Londres, incluso mayor que tú, porque estuve ahí cuando aún vivía Lady Di. No espera, cuando aún estaba casada con el Carlos de Inglaterra. Vamos, que no conocí a la Reina Victoria de pura casualidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue como si estuviera en "Sorpresa sorpresa", pero mejor, sin Isabel Gemio.

      A Lady Di le tienen ahora puesta una placa en el suelo, cerca del Palacio Real. Ya la podrían haber plantado en otro sitio, que se viera más y no la pisase la gente. Si llego a ver a la reina se lo digo.

      Eliminar
  4. Eres una hija de tu madre!!! Pues serán altos pero de basket no tienen ni puñetera idea, asi que eso solo les sirve para tener que ir agachados por la vida.
    La basura se la comen, por eso luego solo sueltan bullshit por la boca.
    ¿Y no intentastéis hacerles risa a la guardia?
    Mi pregunta a la experta en Londres es ¿habéis mangado toallas en el hotel? que no, la pregunta en serio ¿Son todos tan blancos y rojos? xD
    ¡A ver si te estiras y nos invitas a los compis de blogger a un viajecito de esos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España en cambio somos bajitos, pero triunfamos en baloncesto. Serán pocos los altos que tenemos, pero están entrenados ;P

      La guardia está a tomar por culo de la valla. Para hacerles reír les tendría que gritar un chiste de Eugenio, pero dudo que lo entendiesen.

      El hotel era baratero, si robamos una toalla lo mismo tienen que cerrar ;P

      Ves pelirrojos y rubios, claro, pero también hay gente con el pelo negro y castaños. Lo curioso es lo que digo, que incluso ellos tienen los ojos claros.

      Eliminar
  5. Hola Doctora
    ¡¡Olé por ese viaje hasta Asturies y máss allaaaaaa...!!
    A mi también me chocaron los pasos de cebra, pero hay algunos, de hecho el zebra crossing más famoso del mundo está en Londres (el Abbey Road Beatlemaniaco). Tiene gracia que en los pasos está uno de los pocos detalles con los continentales. Esos rótulos "look right" que puede decir mira a la derecha (por el sentido ingles) o mira bien.
    Un saludo de uno verde de envidia. Manu3l.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de Abbey Road debe ser famoso no sólo por el disco de los Beatles, sino también por ser de los pocos pasos de cebra del país.

      Eso de "look right" o "look left" me ponía mala, porque es como fomentar que la gente cruce cuando no debe. Como saben que no se van a esperar a que se ponga el muñeco en verde le dicen a la gente por donde vienen los coches, para mirar antes de saltárselo.

      Un saludo ;D

      Eliminar
  6. Envidiaca MODE ON.

    Jo, yo quiero ir a Londres!!! Aunque sea sin sorpresa ni ná, aunque me lo digan antes :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí ahora me queda pendiente Asturias :P

      Eliminar
  7. ¡¡ooooh pero como se puede ser tan cabroncia!! que pedazo de sorpresa, ponles un altar o algo porque se lo merecen!
    A ver, entonces la ciudad está llena de basura por las calles o la gente es cívica y se guarda los papeles hasta encontrarse una papelera? y, con tanto español, ¿quiere decir que no has practicado tu inglés y por tanto no has soltado fucks a diestro y siniestro? ¿has visto a la reina y tomado el té con ella? ¿os ha llovido mucho o habéis tenido suerte?
    Bueno, que como eres experta en Londres como dice Pimiento, estírate e invítanos a nosotras y ya de camino haces de guía ^^
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las calles están muy, muy limpias. Llegamos a la conclusión de que la ausencia de papeleras fomenta que la gente no coma por la calle. La preguntas es qué fue primero, o sea, ¿quitaron las papeleras porque la gente no comía por la calle y no hacían falta o la gente no come por la calle porque no hay papeleras?.

      Mi relación con los ingleses ha sido frustrante. No es por fardar, ellas también están de acuerdo, de las tres yo soy la que más inglés sabe y la que mejor pronuncia, pero a la hora de la verdad me cortaba mogollón.

      Antonio Banderas decía en una entrevista que cuando le dieron el papel en "Entrevista con el vampiro" bordaba los ensayos, pero cuando empezaron a grabar se puso nervioso y le salió toda la escena con acento andaluz. A mí me pasaba eso. Y era doblemente frustrante, porque debido a mi nórdico aspecto los ingleses pensaban que era de allí y cuando me veían que no me enteraba de nada y pronunciaba malamente se quedaban extrañados.

      Al final lo que más decía era "Hello" "Sorry" (eso lo que más, porque al haber mucha gente en todas partes te chocas mucho) y "Thank you".

      Llover llovió todos los días, pero muy poquito. Quizá el día que más fue el domingo, pero como pasamos medio día metidas en el Museo Británico no nos mojamos casi.

      Que sepáis que he ido medio invitada, porque mi presupuesto era escaso, así que invitar yo va a ser complicado.

      Besos ◕ ◡ ◕

      Eliminar
  8. Menos mal que no ibas a Sevilla, porque hubieras tenido que rehacer la maleta por esas cosillas del clima.
    Casualidades de la vida: unos amigos míos también se fueron a Londres a pasar 4 días esa semana.

    Ah, y reconoce que te ha jodido no encontrar camisetas del Atleti en Londres. Venga, desahógate jajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tenían todo calculado. Luego entendí la extraña desaparición de mi DNI, durante un par de días estuvo en poder de mi amiga para sacar mi billete.
      Igual nos cruzamos con ellos, se veían sobre todo grupos de chicas, parejas y familias, pero grupos de tíos no vimos.

      Casi no había cosas del Madrid, menos iba a haber del Atleti, que es menos famoso.
      Lo chocante fue no ver de equipos como el Milán, que sí tienen tirón internacional y sí del Barcelona. Creía que al Barça le tendrían manía, porque las tres últimas Champions que han ganado fue contra equipos ingleses, pero les debe de molar.

      Eliminar
    2. Nos han salido masoquistones, los ingleses.
      En fin, o eso o es que también son muy mainstream.

      Estos amigos son pareja. Ella estaba loquita por ir a Londres y pasaron esos días en casa de otra pareja de amigos que viven allí. Yo también estaba invitado pero, aysss, las obligaciones del curro me impidieron salir de aquí.
      Otra vez será.

      Eliminar
    3. Parejas sí vimos.

      Otras vez será, Londres no se va a mover :)

      Eliminar
  9. tienen mucha tos los ingleses? o sino porque siempre se dice eso de la 2flema britanica"? no te dijeron porque Isabel II se aburrio de ser reina de España y ahora esta de reina de alla?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Flema además de mucosidad es sinónimo de serenidad, aunque ya podrían haber buscado otra palabra.

      En España es que llevamos otro ritmo, quizá no le gustaba. Piensa que allí anochece a las cuatro y media de la tarde, por eso cuando vienen los guiris en verano y ven que a las diez de la noche aún hay claridad flipan.

      Eliminar
  10. Sip, sip... lo que pasa es que tú, como el cuervo ese, eres una "merengona de incógnito" y ya estabas echando mucho de menos a Mou... ¡confiésalo! ;P

    Pues tuvo que ser flipante despertarse en el taxi y ver esos "trenes con alas" xD. Me alegro por ti, Londres es una ciudad preciosa con un montón de cosas para ver/hacer. ¿Estuvisteis en Camden Town? Creo que te hubiera gustado (si no estuvisteis, vaya). Luego sorprende ver Downing Street, que en la tele da la sensación de que le puedes tocar el timbre al Primer Ministro de turno y luego es llamativa la forma en la que está distribuido todo en la realidad.

    PD: Yoli y tú "sueltas" por Londres... lo raro es que no nos hayan devuelto Gibraltar "acojonaos" ... ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estuvimos en Downing Street, ni en Camden Town, aunque sí en Portobello.
      Todavía me quedan cosas por ver, si vuelvo algún día.

      Cuando llegamos al aeropuerto pensé que cogeríamos el metro desde allí hasta Atocha, no entendía nada, no tenía sentido.

      No estaría mal pasearse por allí con una camiseta que ponga "GIBRALTAR ESPAÑOL" ;P

      Eliminar
  11. ¡Qué bien! ¡Vaya viaje!. Además veo que habéis aprovechado para ver de todo y que os lo habéis pasado de maravilla. ¡Mola!.

    El plan inicial asturiano estaba bien, pero la escapada a Londres tiene una pinta estupenda. Además me ha gustado mucho tu guía de curiosidades turísticas: veo que ya eres una experta en geografía y costumbres de Londres (y de españoles afincados en Londres). ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una experta total, ya los últimos días casi no nos perdíamos de vuelta al hotel ;P

      Eliminar
  12. ¡pero qué envidia! ¡Londres es una ciudad maravillosa!

    besos,

    ResponderEliminar
  13. Ole tus amigas!!! Qué cracks. Me alegro de que lo hayas disfrutado, guapa!!! Alucinada me he quedado con lo de si oyes una conversación sospechosa. Se le puede hacer la puñeta a más de uno con eso. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.

      Lo de estar pendiente en el autobús me resultó gracioso, en Madrid es inviable, los primeros que tienen conversaciones sospechosas son los conductores ;P

      Eliminar
  14. Y no te llamó la atención la cantidad de relojes que hay por las calles en las fachadas de los edificios?? A mí me ponía de los nervios, porque si hay algo que nunca hago en vacaciones, es mirar el reloj...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ceca de la galería nacional hay un edifico con un reloj, y es un poco triste, porque el Big Ben está muy cerca y le eclipsa totalmente.

      Si los relojes tienen sentimientos ese reloj debe odiar al Big Ben ;P

      Besos

      Eliminar
  15. Ostras! como molan esas sorpresas!!! que suerte!
    Yo he ido 2 veces a Londres y la verdad es que me gusta muchisimo.
    Si vas otra vez te recomiendo que vayas a candem es muy curioso.
    Sobre lo de las papeleras a mi también me sorprendio, lo primero que vi es que en el metro la gente dejaba las latas, bolsas y demas de lo que comia en los asientos y pense que eran un poco cerdos, pero luego vi que no habian papeleras, pregunte a una chica que conoci y me dijo que era porque antes habian muchas amenzas de bombas y las situaban ahi o almenos decian que estaban alli aunque fuera un falso aviso.
    No se si es verdad o la chica se lo invento...
    Me ha sorprendido que en un viaje de 3 o 4 dias comierais en un restaurante español... fue porque os hacia gracia o por que tenias mono?

    Me ha gustado tu manera de contar el viaje.

    Y un apunto si te ha parecido loca la manera de cruzar pasos cebras cuando vayas a Roma me lo cuentas, creo que te acordaras de mi.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de mis amigas intuyó que era por lo de las bombas, tu historia reafirma la teoría.
      Lo de dejar la basura en el metro tiene sus pegas, en el metro de Nueva York estaban poniendo carteles para que la gente no comiese allí porque las ratas se estaban animando más de la cuenta.

      Pues pasábamos todos los días por un restaurante llamado la Tasca que ponían comida española y siempre estaba lleno, pero no entramos.
      En el que comimos estaba en Portobello, a mitad del rastro y nos metimos sin pensarlo. No sabíamos que estaba allí, pero buscábamos un sitio donde comer y cuando lo vimos entramos, pero fue de casualidad.

      En los programas de Madrileños por el mundo que hacen en Italia todos se quejaban del tráfico, parece que es lo que más llama la atención de Italia, pero no esperaba algo así en Inglaterra, con lo correctos y obedientes que parecen.

      Saludos

      Eliminar
  16. Pues vaya sorpresa te dieron, con todo mi respeto a Asturias, aquello no es lo mismo que Londres. Y también fueron generosas, que por mucho que se quiera ahorrar, viajar a esos lares siempre es carillo, un bonito detalle por su parte.

    En el verano que pasé en Inglaterra solo me sentí en una ciudad con vida auténtica cuando estuve en Londres, el resto me parecieron pueblos más o menos grandes comparado con aquello, aunque el metro no me convenció, a veces cancelaban servicios en líneas por las buenas y tenías que hacer una odisea para llegara donde querías, aparte del tamaño de los vagones, que esa forma de tubo me agobiaba, con mi altura apenas cabía.

    Normal que vieras tantos españoles, aparte de los turistas allí se están haciendo tan numerosos como aquí como la emigración sudamericana en su momento, por la falta de oportunidades en su país natal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuvimos suerte con el metro, aunque efectivamente la linea roja, la central, daba un pelín de claustrofobia.

      Leí hace tiempo a un español que estaba trabajando allí que le habían dicho algunos ingleses que los españoles eramos una plaga en Inglaterra.

      La vida da muchas vueltas.

      Eliminar
  17. Hola Doc,
    en parte me da pena que no visitaras Asturias porque hubieras conocido mi añorada tierrina y podríamos haber comentado tal o cual sitio (en el supuesto de que te hubiera gustado claro, si me confiesas que no te ha gustado dejaría de dirigirte la palabra directamente... :P)
    Por otra parte me alegro mucho de tu visita a Londres, es una ciudad muy de moda últimamente y aunque yo estuve ya hace tiempo recuerdo mi visita con especial cariño. Seguro que tu cara de O_o cuando te dijeron donde ibas fue épica.
    Lo de la altura no es sólo de los ingleses, sino de la gente del norte en general. Una amiga de Alemania dijo que cuando llego a España se sorprendió de lo bajas (y morenas) que eran las españolas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que me gustara Asturias, y como está más a mano acabaré yendo antes o después.

      Es verdad que somos más bajitas, pero también creo que somos más guapas. Esto es generalizar, hay de todo, pero vi muchas inglesas jóvenes con cara de abuela y muchas con cara de señor, que las ves y piensas que se deben parecer más a su padre que a su madre.

      Un beso!

      Eliminar